Es así como continúa nuestra historia, entre estas campas extensas de olivos, entre Jaén y Granada. 


Las Lagunas de Ruidero nos han dado un respiro con el calor andaluz, y con algún nuevo amigo en el camping de los Batanes. Siempre viene bien una mano con la mecánica de 1987.


Ciudades históricas y edificios asombrosos son los que nos hemos encontrado en Úbeda y Baeza, de visita obligada.


Tras una pequeña parada para repostar…


Y algún mensaje en rincones inéditos de estos lugares…


Continuamos con nuestro camino. Carretera, gasoil y sol, ¡mucho sol!

Anuncios